COLEGIO DE MEDIACIÓN PROFESIONAL

Hay personas que llegan a ti y mejoran tu vida. También hay otras que cuando se van la mejoran aun más. Lo importante es amar a ambos.

No cometeras actos impuros

SEXTA  ENTREVISTA CON MI SER INTERIOR

Me mantuve frente a Jesucristo escuchándolo, que mucha sabiduría, que mucha enseñanza, que mucha comprensión. Esta tan dispuesto a contestar nuestras interrogantes  El está en espera que uno toque para abrir la puerta de la sabiduría y el amor a Dios. Regreso a mi entrevista y pregunto; ¿Qué necesita el hombre para llegar a Dios?

La contesta: El hombre necesita conocer la verdad, la verdad es Verdad, es lo único que importa, lo único que es real,  lo único que existe. La Verdad es amor.  La fe que la humanidad tiene en lo que no es nada, esta  engañándola. El hombre tiene que depositar su fe en Mi, yo a su vez la depositare en el lugar sagrado donde corresponde estar, allí no encontraras engaño, sino la simple Verdad. Y la amaras porque estará atada a tu corazón y por ello la comprenderá. El hombre debe vivir su vida con amor genuino hacia todo lo creado por el Padre. El amor real es aquel que no se ve como triunfo, el amor ilusorio es un intento de limitar los efectos destructivos del odio. La culpa opaca la verdad y no deja que el amor crezca. El Espíritu Santo esta en todos y con este la Verdad y el amor. El solo te pide que cada vez que tu pensamiento se dirija  hacia un amor ilusorio que te atrae, te unas a Él en un instante de compenetración  y allí permitas que te libere. El mundo real, el paraíso, resplandece puro como fue creado, en el que todo refulge bajo la luz del sol.  No hay nada aquí, todo, le pedí al Padre que lo perdonara. No existe fantasía e ilusiones que puedan opacar la eterna verdad.

Cuando termino de contestarme, quise que me explicara,  porque si es tan fácil de llegar a Dios, que es lo que el hombre está haciendo que lo hace más difícil.

Con su tierna mirada me dice: el enemigo del hombre no es el maléfico sino el mismo hombre. El es el que deja por medio de su pensamiento que el maléfico habite en el. El hombre está por encima del maléfico. Fue creado a imagen y semejanza de nosotros, el maléfico no fue creado a imagen y semejanza del padre. El poder del hombre se encuentra en lo que piensa, lo que oye, lo que ve, lo que huele  y lo que habla. Con estos sentidos el sufre y se alegra, construye y destruye, ama y odia,  Es lo que hace de su vida un paraíso o un infierno. Muchas veces pido, que toquen, que busquen y que pidan, pero sencillamente se olvidan de esa realidad. Los invito a conocerme para qué fluya alimentos de abundancia, pero se jactan en no querer darme mi lugar. Les digo que sientan mi amor en su corazón para que el Espíritu de Verdad se manifieste en su vida y sean lleno de plenitud, pero su arrogancia creada por la culpa los imposibilita a conocer mi bondad. No saben que toda potestad me es dada tanto en el cielo como en la tierra. Y que estaré con el hombre hasta el fin del maléfico, hasta el fin del mundo, cuando por fin tengamos el verdadero paraíso terrenal. Y ahí moraremos todos como una sola unidad.

Mientras escuchaba pensaba, que pasa con nuestra sociedad, que pasa con nuestras congregaciones religiosas no son ellas las llamadas a dirigirnos hacia la Verdad. Su endiosamiento es tal que cada una quiere de forma ilusoria tener la verdad, cuando solo exista una Verdad.

 

Por Tomas Larrieux Cruz

para el libro La Psicología de Dios.

neuroteologia

primer encuentro

segundo encuentro

tercer encuentro

retornar a pagina principal

quinto encuentro

retornar a pagina principal

septimo encuentro

octavo encuentro

noveno encuentro