COLEGIO DE MEDIACIÓN PROFESIONAL

Los enemigos realmente no te odian, Se odian ellos mismos porque tú eres el reflejo de todo lo que ellos quisieran ser

No mataras

QUINTA ENTREVISTA CON MI SER INTERIOR

Al despertar del  sueño que me sobre cogió, encontré frente a mí al Hijo. Con una sonrisa de paz y tranquilidad me dice:

Fuera del Padre no hay otro dios, fuera de tu interior, no hay otro dios. El Padre está en todas parte,  no lo busque fuera búscalo dentro de ti. Su poder es el principio de la justicia, y su soberanía universal hace que perdone todo. El demuestra su fuerza a los que dudan de su poder total y reprime la audacia de los que no lo conocen. Es Poderoso y Soberano, juzga con moderación y gobierna con gran indulgencia. Obra para que el hombre sea justo y reconozca que tiene en su pensamiento el poder para arrepentirse y regresar al camino de la verdad. Yo soy a imagen y semejanza del El, nadie llega al padre si no es por Mí

Como mi Señor podemos pedir auxilio en nuestras debilidades, pregunte;

Dios Padre me ungió con su Espíritu y el Espíritu que mora en Mí también mora en ti. El Espíritu viene en ayuda de nuestra debilidad, porque nosotros no sabemos pedir lo que nos conviene, pero el Espíritu intercede por nosotros con gemidos inefable. Y el Padre que escudriña los corazones sabe cuál es el deseo del Espíritu. Su intercesión por los que piden es según la proporción que Dios Padre quiera dar. El hombre pide para satisfacer su endiosamiento terrenal y el Padre  solo da lo que el Espíritu le pide para el desarrollo de aquel paraíso terrenal inicial. El hombre, Mi hermano, tiene con su pensamiento el poder para eliminar totalmente las acciones de maléfico. El maléfico no tiene cabida en la humanidad del hombre, el hombre le da cabida y sin quererlo destruye el orden divino, igual como lo hizo en su primer paraíso de donde fue removido. El Padre dio al hombre una segunda oportunidad, borro todo lo que estaba contaminado con agua, igual que lo que hace el bautismo, y le dio a este un nuevo paraíso. Para asegurar su reinado me mando a Mi, su Hijo, para que sacrificara Mi vida por los pecados cometidos por el hombre. Al hombre le compete sembrar buena semilla, y no debe dejarse llevar por las semillas del maléfico, Este lo que quiere es sembrar cizañas en corazón donde habita el Espíritu Santo. Pero solo puede sembrar cizaña si el hombre con su pensamiento y acción deja que la siembre. El maléfico esta solo para acabar con el orden divino. Una vez destruye el orden divino el hombre regresaría al lugar de las tinieblas y la oscuridad. Lo maléfico no tiene propósito, ni tiene significado. Solo destruye todo lo que Dios ha hecho. Este lo que desea es que el Padre lo destruya, pero somos, un Dios de Amor y dejaremos que la cizaña crezca con el fruto bueno. A la hora de recoger tomaremos el fruto bueno y tiraremos la cizaña en un fuego que nunca se apagara. El maléfico será destruido mediante el pensamiento de hombre. Es ahí donde debemos sembrar la buena semilla, y cuando llegue la siega compartirla con nuestro prójimo.

Por Tomas Larrieux Cruz

para el libro La Psicología de Dios.

neuroteologia

primer encuentro

segundo encuentro

tercer  encuentro cuarto encuentro

retornar a pagina principal

sexto encuentro

septimo encuentro

octavo encuentro noveno encuentro