COLEGIO DE MEDIACIÓN PROFESIONAL

Confía, no dudes, y cree. Aunque no me veas, te cuido. Aunque no me sientas, te toco. Aunque no lo creas, te amo. Y aunque a veces lo dudes, siempre estoy contigo. Busca en tu corazón ahí estoy.

Acuerdate del dia de reposo para santificarlo

TERCERA ENTREVISTA CON MI SER INTERIOR

Mientras caminábamos tomado de la mano, pude reconocer el amor tan inmenso que Dios tiene para con nosotros. Rápido me di cuenta que la semilla del mal la hemos sembrado en nuestro pensamiento como si fuera tierra fértil lo cual no lo es. Está sembrado en piedra lo cual muere en el momento que nosotros queramos con solamente decidir hacer un cambio en nuestro pensamiento, una metanoia.

Dios toma la palabra y me dice: Si supiera la humanidad cuanto amo a mi creación, comprenderían la magnitud del sacrificio de Mi Hijo. El hombre debe abrir su corazón para que comprenda como lo amo. Lo demuestro cada día desde las horas tempranas. Lo levanto, lo alimento, lo visto, y si se encuentra enfermo, si lo pide, lo sano y luego lo regreso para que descanse de su afán. Me esmero por cada uno. Nunca los abandono aunque el mal quiera sembrar cizañas de abandono.

Vuelvo a las preguntas y pregunto: ¿Que piensa la persona de todo eso?

El Responde; Piensa que lo tienen todo, que es él, el que toma las decisiones, pero en su corazón sabe  que algo especial le falta. Deben amar en la manera que ama un niño, deben ser tan humilde como un niño para que pueda entender las cosas que son de sabio aunque ahora no lo entiendas lo comprenderás el día en que se acerquen a Mi Hijo. El es el camino, la verdad y la vida nadie llega a Mi si no es por El.

Comprendí que los beneficios que por amor El nos ha dado; de todos, el más hermoso, el más valioso y más alto es aquél que no tiene precio, aquel que con su sangre hemos sido salvado. ¿Que puedo decirle a mis hermanos? Pregunte.

Dile, que le den  importancia al consejo que por amor hoy te damos; Que con la respiración reconozca que estoy a su lado, que con los latidos del corazón sabrán que Mi espíritu mora allí, que con sus pensamientos podrán reconocer a Aquél que dio su vida por los pecados y que vivan siempre a su lado para poderse acercar a Mi

Por Tomas Larrieux Cruz

para el libro La Psicología de Dios.

neuroteologia

primer encuentro

segundo encuentro

retornar a pagina principal cuarto encuentro
quinto encuentro

sexto encuentro

septimo encuentro

octavo encuentro noveno encuentro